Página de inicio
contáctenos Contáctenos
AMIQ
volver
Crédito y Caución percibe señales de cambio para el sector químico europeo

El sector químico global, con crecimientos en la mayoría de subsectores, buen comportamiento en pagos y bajos niveles de insolvencia, podría afrontar un cambio de escenario, de acuerdo con el último Market Monitor distribuido por Crédito y Caución. La demanda de productos químicos es alta en todos los subsectores y segmentos de consumidores, pero la aseguradora de crédito líder en España alerta de señales de cambio en el horizonte, sobre todo para las empresas químicas europeas, por el aumento de la competencia internacional procedente especialmente de China y Estados Unidos.

Fecha publicación
Viernes, 24 de julio de 2015

La industria química de Estados Unidos representa alrededor del 15% de la producción mundial, emplea a más de 800.000 personas y contribuye al 12% de las exportaciones norteamericanas de mercancías. El desarrollo del Gas de Esquisto y la oleada de Gas Natural Licuado han convertido al sector químico norteamericano en uno de los productores de más bajo coste a nivel mundial, al poder acceder a precios más bajos de la energía, lo que inevitablemente genera una presión sobre los márgenes del sector a nivel mundial. Esta mejora competitiva norteamericana está impulsado sus exportaciones, a pesar de que el dólar ha subido un 25% en relación con el euro en el último año.

En China, donde la producción de productos químicos aumentará un 8,5% en 2015, el exceso de capacidad es un problema creciente por la evolución de la demanda interna. La fuerte demanda de automóviles impulsará el segmento del caucho sintético y poliuretano, mientras que el plástico o el PVC, cuya producción fue alta en los últimos años, se están viendo afectados por el enfriamiento del mercado inmobiliario y un inferior gasto del consumidor. No obstante, el desarrollo del sector en China y su competitividad internacional se ven obstaculizados por la falta de tecnología avanzada. Las empresas chinas no invierten en Investigación y Desarrollo y dependen de la tecnología importada.

La evolución de estos dos mercados será especialmente relevante para nuestras exportaciones. El sector químico español, formado por más de 3.000 empresas y generador de más del 12% del PIB industrial, ha demostrado ser resistente a la crisis debido, principalmente, a su orientación hacia la exportación. El sector obtiene el 57% de sus ingresos en otros mercados. Su actividad supone casi el 15% del total de las exportaciones españolas.

Desde el año 2000, el sector ha incrementado sus exportaciones en más de un 170%, lo que demuestra su ventaja competitiva actual en el mercado global. El sector químico español se compone principalmente de pequeñas y medianas empresas, con un 85% de las empresas que emplean a menos de 50 personas. Sin embargo, el subsector de hidrocarburos está representado por dos grandes grupos. Prevemos que el sector siga creciendo en 2015. Dicho esto, muchas empresas están operando ya con márgenes muy estrechos, como resultado de mayores precios de materias primas y la creciente competencia global.

El subsector farmacéutico ha experimentado una recuperación gradual desde el segundo trimestre de 2013. En cuanto a los retrasos en los pagos, es importante mencionar que la Administración ha dado pasos significativos con el fin de mitigar la situación. El comportamiento en pagos del sector químico español depende del tamaño, actividad y ubicación de la empresa, pero el promedio de pagos en la industria se sitúa alrededor de los 60 días, con un bajo nivel de insolvencia.

La situación no es diferente en otros mercados europeos. En Alemania se espera un aumento de la producción del 1,5% en 2015 acompañado, sin embargo, de una disminución en el volumen de ventas debido al previsible ajuste de márgenes por encima del 2% para adaptarse a la competencia internacional. La alemana es la mayor industria química en Europa y ocupa el cuarto lugar en el mundo. Cerca de 2.000 empresas alemanas producen productos químicos, más del 90% pequeñas y medianas empresas. Su considerable inversión en Investigación y Desarrollo ha dado una merecida reputación al sector y una ventaja competitiva.

En Francia, el sector químico francés ha demostrado ser resistente hasta ahora a la creciente debilidad de la economía nacional. La exportación de los productos químicos franceses, principalmente a Europa, equivale a más de dos tercios de sus ventas totales, pero el sector ya está sintiendo la fuerte competencia internacional.

El sector químico italiano es el tercero más grande de Europa, después de Alemania y Francia. Consta de más de 2.800 empresas de las cuales un 36% tiene accionistas extranjeros. En 2015 se prevé que la producción de productos químicos italianos crezca un 1,4%, debido al aumento de las exportaciones y la mejora de la demanda interna tras cuatro años de contracción.

Los químicos belgas se benefician en el ámbito internacional de un muy alto grado de especialización. Más del 75% de la producción se exporta y los productos químicos representan más del 30% de las exportaciones belgas. Sin embargo, la competitividad debido a los costes laborales está entre las más altas de Europa y la competencia China ha aumentado.

Para Países Bajos, el químico es uno de los sectores productivos más importantes de la economía. A finales de 2014, la Administración y las principales empresas del sector acordaron tomar medidas para fortalecer su competitividad, disminuyendo la carga reguladora y fortaleciendo a los grupos regionales. Gracias a estas medidas, en 2015 el sector químico neerlandés ha registrado un cambio de tendencia, registrando crecimientos en la producción y las exportaciones.

Fuente: http://www.interempresas.net/Quimica/Articulos/141773-Credito-y-Caucion-percibe-senales-de-cambio-para-el-sector-quimico-europeo.html