Página de inicio
contáctenos Contáctenos
AMIQ
volver
Derivados Químicos reitera que trabaja con «emisiones cero»

El director general de la empresa asegura que se han identificado 33 fábricas en el entorno de Alcantarilla que representan posible focos de contaminantes

Fecha publicación
Domingo, 06 de abril de 2014

El director general de Derivados Químicos S.A. y doctor en Ciencias Químicas, Juan Carlos García, aseguró que la fábrica de la empresa ubicada en Alcantarilla "no emite ningún producto al exterior" y que trabaja en condiciones de "emisiones cero", debido a las características de los productos que se manejan.

Estos productos están sujetos a una normativa de supervisión y control "muy estricta", que es de aplicación a nivel europeo y en condiciones de "máxima seguridad", por lo que García desmintió rotundamente que la compañía se encuentre detrás de los episodios de malos olores registrados en los últimos meses en Alcantarilla.

García recordó que, recientemente, en la Asamblea Regional se puso de manifiesto que se han identificado 33 fábricas en el entorno de Alcantarilla que representaban puntos de posible emisión de contaminantes. Esta versión, a su juicio, refuerza la teoría de que "una cuestión es que haya emisiones de algún tipo en el entorno y otra que Derivados Químicos sea el causante de las mismas".

García admite que Derivados Químicos, dedicada a fabricar principios activos para la industria farmacéutica, para la industria alimentaria y para la fabricación de fragancias y aromas, "es una de las empresas que utilizan productos que, debido a sus características deben de ser operados con las máximas garantías de seguridad y que, precisamente por ello su manipulación no implica la posibilidad de generar malos olores".

Asimismo, García asegura que los productos que maneja la empresa, que son reactivos de la síntesis química, "están perfectamente identificados" y caracterizado en las denominadas 'hojas de seguridad', unas normativas de carácter internacional en las que se indican las medidas preventivas a seguir en el caso de un incidente y que están obligadas a tomar todas las fábricas. De hecho, ratifica que estas condiciones están "avaladas, supervisadas y controladas por la Administración".

No obstante, aclara que "todos los productos químicos, sin excepción, entrañan un cierto riesgo, sin tener que alarmarse", y compara la posibilidad de que haya un incidente en la fábrica con la posibilidad de que haya un accidente de avión. "La aviación tiene una normativa muy estricta porque un accidente es catastrófico, pero las posibilidades de que ocurra son mínimas y, de hecho, es el medio de transporte más seguro", remarca.

Por lo tanto, subraya que la posibilidad de riesgo al exterior "es mínima" y, en caso de que existiera algún incidente, se aplicaría el Plan de Emergencias, tal y como recoge la ley y la normativa para este tipo de fábricas. En cualquier caso, García hace hincapié en distinguir los riesgos de contaminación con los episodios de malos olores, que "no tienen nada que ver".

Asimismo, García descartó que los elementos químicos que maneja la empresa puedan pasar desapercibidos a los sistemas de medición que emplea la Administración. No obstante, matiza que todos los posibles vapores que puede generar la planta de Alcantarilla en el proceso de producción van conducidos a un punto donde son tratadas a temperaturas de 900 grados centígrados y son destruidos.

Incluso, señala que las emisiones que salen de este punto "están controladas 24 horas al día, y la Administración cuenta con acceso a esos datos". De hecho, destaca que actualmente se está instalando una conexión telemática para que la Comunidad Autónoma disponga de estos datos de forma simultánea a la empresa.

Para poner de manifiesto que la información "se utiliza a veces de forma tendenciosa achacando a la empresa cualquier episodio de olores", reflejó que, según la prensa, en ocasiones se han denunciado episodios de malos olores en fines de semana, cuando la empresa no está funcionando. Además, remarca que también se han denunciado episodios de malos olores a cloro, y la empresa no ha trabajado con este producto en los últimos cinco años.

Comisión de investigación

Por otro lado, García valoró positivamente el hecho de que la Asamblea Regional vaya a crear una Comisión de investigación relacionada con los episodios de malos olores sucedidos en Alcantarilla los días 13 y 18 de febrero, acordada por unanimidad por los tres grupos parlamentarios, PP, PSOE e IU-Verdes.

El director general de la empresa comenta que este nuevo órgano, que estará coordinado por la Consejería de Medio Ambiente, contará con presencia de los departamentos autonómicos de Industria y Medio Ambiente, así como las administraciones locales y los propios vecinos. Su objetivo es analizar "todos los puntos posibles de riesgo de emisiones que puede haber en el entorno".

García mostró su satisfacción por la creación de esta Comisión, que parte de la no incriminación de empresa alguna, y espera que aclare todo lo sucedido. A su juicio, esta media va a permitir "objetivizar el problema y buscarle una solución técnica y real", ya que el órgano va a disponer de todos los datos con los que cuenta la Administración.

Los trabajadores, «sin daños»

Por otro lado, García explicó que toda la plantilla de la empresa, que se sitúa entre 110 y 120 empleados, se somete todos los años a una revisión médica y no se ha detectado nunca ningún impacto negativo en la salud de los trabajadores. Las condiciones de trabajo son tan seguras, asegura, que, incluso, la empresa cuenta en estos momentos con dos mujeres embarazadas que desarrollan su trabajo "sin ningún riesgo".

Además, García quiso remarcar que Derivados Químicos no tiene "nada que ver" con la empresa Furfural, que se implantó en el año 1958 en el municipio para, posteriormente, ser trasladada al polígono industrial. "Hace más de 20 años que Derivados Químicos se separó de Furfural", aclaró el director general de la empresa.

La planta de Derivados Químicos, desde que fue adquirida hace cinco años por la multinacional italiana Infa GROUP Spa, se han realizado "inversiones muy fuertes en medio ambiente y seguridad, por lo que la situación actual no tiene nada que ver con la de hace cinco o seis años".

Contaminación por tolueno ??

Respecto al informe de la Asamblea Regional que ha detectado 33 fábricas en Alcantarilla que representaban puntos de posible emisión de tolueno, García, en su opinión como profesional de la química, explicó que este producto es un producto de uso bastante común y que se utiliza en muchas producciones y tiene un olor característico, pero que en su opinión, en ningún caso estaría detrás de los episodios de malos olores registrados en las últimas semanas en Alcantarilla y otros municipios colindantes.

El tolueno, de acuerdo con el Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo, no afecta a salud de las personas en valores inferiores a 198 miligramos por metro cúbico, teniendo en cuenta que se trate de operarios que estén trabajando ocho horas al día, 40 horas a la semana y durante todo el año.

En cambio, en la pantalla instalada en Alcantarilla a finales de enero cuando se habla de un pico en tolueno se habla de 0,3 miligramos durante una hora. La falta de una información correcta puede dar lugar a una "alarma social", cuando se trata de una cantidad muy inferior a la que el Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo identifica como niveles de riesgo con criterios "objetivos e internacionales".

García precisa que el tolueno es un producto de un uso "muy común" y, de hecho, se produce en la combustión de los coches, y su presencia es habitual en las zonas urbanas en las que el nivel de circulación es importante. Por ello, cree que es "arriesgado" decir que una empresa cualquiera es el origen de este foco.

FUENTE:http://www.laverdad.es/murcia/20140319/local/alcantarilla/derivados-quimicos-reitera-trabaja-201403191938.html