Página de inicio
contáctenos Contáctenos
AMIQ
volver
La CE pide medidas urgentes para relanzar industria europea

La Comisión Europea insta a los Estados miembros a que reconozcan la importancia crucial de la industria para generar empleo y crecimiento y a que integren las cuestiones de competitividad relacionada con la industria en todos los ámbitos políticos

Fecha publicación
Miércoles, 22 de enero de 2014

La Comisión insta a una actuación inmediata en favor del renacimiento industrial europeo

La Comisión Europea insta a los Estados miembros a que reconozcan la importancia crucial de la industria para generar empleo y crecimiento y a que integren las cuestiones de competitividad relacionada con la industria en todos los ámbitos políticos. Este es el principal mensaje de la Comunicación «Por un renacimiento industrial europeo» adoptada hoy. La Comisión invita al Consejo y al Parlamento a adoptar propuestas relativas a la energía, el transporte, el espacio y las redes de comunicación, así como a adoptar y hacer cumplir la legislación sobre la realización del mercado interior. Además, debe proseguirse la modernización industrial mediante una inversión en innovación, eficiencia de los recursos, nuevas tecnologías y capacidades o acceso a la financiación, todo ello acelerado por el recurso a fondos específicos de la UE. Esta Comunicación promueve una Europa más favorable para las empresas mediante acciones para simplificar el marco legislativo y mejorar la eficiencia de la administración pública a escala regional, nacional y de la UE. Otras cuestiones clave son facilitar el acceso a los mercados de terceros países gracias a la armonización de las normas internacionales, procedimientos abiertos de contratación pública, la protección de los derechos de patente y la diplomacia económica.

En palabras de Antonio Tajani, Vicepresidente de la Comisión y Comisario de Industria y Emprendimiento:«Europa está aún muy lejos de alcanzar la proporción del 20 % de la industria manufacturera en el PIB de aquí a 2020. Por eso, la competitividad industrial debe ser el núcleo de la agenda política del Consejo Europeo de marzo de 2014. Con la iniciativa de hoy la Comisión transmite el mensaje inequívoco de que la reindustrialización y la modernización urgentes de nuestra economía son indispensables para crear puestos de trabajo. Necesitamos un fuerte compromiso nacional y de la UE que garantice la coherencia y priorización de todos los instrumentos de que disponemos. Una estrategia industrial debe abarcar muchos otros sectores, en la medida en que están cada vez más interconectados y contribuyen mucho al éxito industrial.».

Para más información:

Comunicación Por un renacimiento industrial europeo

MEMO/14/37: Member States need to act to boost European industry

Una sólida base industrial es una de las condiciones para el crecimiento y el empleo

La Unión Europea está empezando a salir de la recesión más larga de su historia, que ha subrayado la importancia que tiene un sector industrial fuerte para la resistencia económica. El papel que desempeña la industria en Europa va mucho más allá de la fabricación: del aprovisionamiento de materias primas y el abastecimiento energético a los servicios a las empresas (logística) o a los consumidores (servicios posventa de bienes duraderos) o el turismo. A la industria se deben más del 80 % de las exportaciones europeas y de la investigación y la innovación privadas, lo que indica que su importancia es mucho mayor de lo que parece desprenderse de su proporción en el PIB. Casi uno de cada cuatro puestos de trabajo del sector privado se encuentra en la industria y suele requerir una alta cualificación, y cada empleo adicional en el sector manufacturero genera entre 0,5 y 2 empleos en otros sectores. No obstante, la proporción de la industria manufacturera en el PIB disminuyó hasta el 15,1 % en verano de 2013, y está muy lejos del objetivo del 20 % para 2020, que la Comisión presentó en 2012.

Una industria competitiva en un lugar destacado de la Agenda Europea

La importancia de los desafíos que aguardan a Europa exige atención y una orientación al más alto nivel político, que es el Consejo Europeo. Esto es fundamental para garantizar la coherencia y la priorización de todos los instrumentos de que dispone la UE. La Comisión invita a los Estados miembros a reconocer la importancia fundamental de la industria para impulsar la competitividad y el crecimiento sostenible en Europa y para una integración más sistemática de los aspectos relacionados con la competitividad en todos los ámbitos políticos.

A tal efecto, la Comisión considera necesarias las siguientes prioridades en favor de la competitividad de la industria europea:

  • Reforzar la integración de la competitividad industrial en todas las áreas políticas, dada la importancia de la contribución de la industria a la economía global de la UE.
  • Aprovechar al máximo el potencial del mercado interior desarrollando las infraestructuras necesarias, ofreciendo un marco reglamentario estable, simplificado y previsible favorable para la iniciativa empresarial y la innovación, integrando los mercados de capitales, mejorando las posibilidades de formación y movilidad de los ciudadanos y completando el mercado interior de servicios, tan importante para la competitividad industrial.
  • Tomar medidas en el mercado interior y a nivel internacional para garantizar un acceso a la energía y a las materias primas a precios asequibles que reflejen las condiciones internacionales.
  • Desplegar y aplicar instrumentos europeos de financiación, combinando de modo eficaz los programas COSME y Horizonte 2020, los fondos estructurales (fondos regionales dotados de, al menos, 100 000 millones EUR) y la financiación nacional para seguir trabajando en innovación, inversión y reindustrialización.
  • Restablecer el crédito a la economía real. A este respecto, el Banco Europeo de Inversiones debe desempeñar un papel más estratégico y conceder más préstamos a la innovación y a proyectos industriales. La UE debe solucionar las carencias que persisten debido a la fragmentación de los mercados financieros, y crear las condiciones para que surjan fuentes alternativas de financiación.
  • Facilitar la integración progresiva de las empresas de la UE, las PYME en particular, en las cadenas de valor mundiales para incrementar su competitividad y asegurar el acceso a los mercados mundiales en condiciones competitivas más favorables.

Aumentar la competitividad industrial es esencial para relanzar el crecimiento y el empleo con el fin de alcanzar la proporción de hasta un 20 % de la industria manufacturera en el PIB de aquí a 2020.

Personas de contacto:Carlo Corazza (+32 22951752) Twitter: @ECspokesCorazzaSara Tironi (+32 22990403)

_____________________________________________________

La Comisión Europea (CE) pidió hoy a los Estados miembros que tomen medidas "urgentes" para relanzar el sector industrial, y señaló áreas de acción prioritaria, como la inversión en innovación, la facilitación del crédito a las pymes o el mejor aprovechamiento del mercado único.

Este es el principal mensaje de la comunicación "Por un renacimiento industrial europeo", una propuesta no legislativa presentada hoy por el Ejecutivo comunitario que incluye una serie de orientaciones generales destinadas a los Estados miembros y al Parlamento Europeo.

El documento subraya la "importancia crucial" de la industria para generar empleo y crecimiento, y por ello insta a aplicar políticas de apoyo a este sector en las áreas de la energía, el transporte, el espacio y las redes de comunicación, así como a mejorar el funcionamiento del mercado interior.

El vicepresidente comunitario y responsable de Industria, Antonio Tajani, destacó la necesidad de aplicar esta estrategia para lograr que la industria europea aporte el 20% del PIB comunitario para 2020, un objetivo del que Europa "está aún muy lejos", según dijo.

"La reindustrialización y la modernización urgentes de nuestra economía son indispensables para crear puestos de trabajo", afirmó en un comunicado Tajani, quien también destacó la necesidad de que la estrategia industrial europea "abarque muchos otros sectores".

Para avanzar en esta "modernización industrial", Bruselas apuesta por fomentar las inversiones en innovación, en eficiencia de los recursos y en nuevas tecnologías, y para ello invita a los países a hacer uso de los fondos europeos disponibles.

En particular, la CE señala los programas COSME (de apoyo a las pymes) y Horizonte 2020, los fondos estructurales -que contarán con una dotación mínima de 100.000 millones euros durante los próximos 7 años- y los créditos que pueda aportar al sector el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Otra vía de acción es "simplificar la legislación" y "mejorar la eficiencia de la administración pública" a escala regional, nacional y europea, con vistas a crear "un marco más favorable" para las empresas.

En el mismo sentido, la estrategia de la CE apoya una armonización de las normas internacionales sobre comercio, contratación pública y protección de las patentes.