Página de inicio
contáctenos Contáctenos
AMIQ
volver
La industria química de Murcia teme perder ventas en China

El gigante asiático es el mayor comprador de materia prima murciana para fabricación de plásticos

Fecha publicación
Martes, 08 de septiembre de 2015

Si usted entra en un bazar chino, verá estantes abarrotados de artículos de plástico. Es posible que parte de ellos se hayan fabricado con polímeros elaborados en la Región. Lo mismo podría decirse de la carcasa de su móvil, del teclado de su ordenador o de los juguetes de sus hijos. Del mismo modo, si acaricia una réplica de jarrón Ming, el esmalte que lo recubre puede haber sido embarcado en Cartagena.

A diferencia de la percepción popular, Murcia solo es una proveedora más de materias primas para China. Los únicos productos de consumo que se han abierto camino allí son la carne congelada y las bebidas, pero apenas pasan del 15% de las ventas totales a ese país. En cambio, desde 2013 la industria química regional ha encontrado en el gigante asiático su mejor destino internacional, después de décadas de dependencia respecto de Alemania y Holanda. Actualmente supone casi la quinta parte de las exportaciones del sector.

El tercer motor de las exportaciones

En el primer semestre de este año, China compró a Murcia productos químicos por valor de 77.533.370 euros, un 32,5% más que en el mismo periodo de 2014 y más del doble con respecto a todo el ejercicio de 2012 (28 millones). En volumen, el puerto de Cartagena expidió 37.728 toneladas, equivalente a 1.347 contenedores. El año pasado, la facturación ascendió a 127.258.447 euros tras el envío de 65.144 toneladas.

¿Qué es lo que más exporta la industria química a China? El 90% son policarbonatos, poliésteres, polímeros, fibras sintéticas y semimanufacturas de plásticos (placas, láminas y tiras). También esmaltes cerámicos, sustancias para fármacos, detergentes y productos elaboradas a partir de química orgánica: alcohol, acetona, éter, aceites esenciales, etcétera.

La crisis bursátil china iniciada en julio amenaza con romper el idilio entre la industria química murciana y el país asiático. La 'volatilización' de cinco billones de dólares ha golpeado a gigantes tecnológicos como Lenovo y vaciado los ahorros de 90 millones de inversores de clase media (con el agravante de que la mayoría pidió créditos para comprar más acciones). Pero también ha desbaratado a miles de pequeñas y medianas empresas, muchas de ellas manufactureras de productos hechos de plástico, que habían salido a bolsa para sortear su endeudamiento y mantener su ritmo de actividad. El régimen de Pekín ha gastado este mes más de 19.300 millones de dólares en sostener su cotización sin éxito. Cada vez más analistas cuestionan las previsiones oficiales de crecimiento económico. La prueba está en que la demanda china de materias primas ya ha caído un 16% este año, si bien se limita de momento a minerales, maderas e hidrocarburos.

La incertidumbre no solo afecta a la industria química regional, sino también a otros tres grandes proveedores murcianos, como son las empresas de curtidos, las fundiciones y las canteras de mármol.En ese último caso, China ha sido durante esta década el mayor comprador del mármol de la comarca del Noroeste, absorbiendo más de la mitad de las exportaciones. Sin embargo, las ventas se han estancado este año después de haber alcanzado un ritmo superior a los 20 millones de euros anuales (el récord fue en 2013, con 24 millones). Entre enero y junio de este año solo se embarcaron 70.256 toneladas, 1.300 menos que hace un año (en 2012, por ejemplo, fueron 110.147 en ese mismo periodo). El más que previsible 'pinchazo' de la burbuja inmobiliaria china amenaza las cuentas de resultados de 54 canteras, que dan trabajo directo a más de 350 personas.

Para las empresas de curtidos de Lorca, el gigante asiático es su segundo mejor cliente después de Portugal. Durante el primer semestre del año vendieron 549.840 piezas de cuero y piel a empresas chinas de calzado, complementos, ropa, mobiliario y automoción. La facturación fue de 6,5 millones de euros, un 14,5% menos con respecto al mismo periodo de 2014. El récord de ventas se alcanzó en 2013, con 21,3 millones de euros en ingresos.

La industria metalúrgica también tiene en sus listas de clientes a empresas chinas. Pero casi todas ellas se interesan en un producto: tubos y cable de cobre, además de aleaciones realizadas con ese metal. En el primer semestre se han embarcado en el puerto de Cartagena 2.624 toneladas con destino a China, que han proporcionado 5,6 millones de euros, un 58,1% más, lo que da idea del carácter estratégico que tiene tal material para esa nación. De ahí que sea codiciado por los amigos de lo ajeno en connivencia con chatarreros sin escrúpulos.

FUENTE: http://www.laverdad.es/murcia/economia/201508/30/industria-quimica-teme-perder-20150830005711-v.html

Juan Carlos Hernández