Página de inicio
contáctenos Contáctenos
AMIQ
volver
Todo sobre el Fracking. Por José Gallardo de AQUALOGY

Excelente artículo de nuestra entidad colaboradora AQUALOGY publicado en su web www.i-ambiente.es por José Gallardo Armengot sobre el Fracking, una técnica de extracción de "Shale Gas" o "gas de esquisto" rodeada de dudas y de polémica.

Fecha publicación
Jueves, 17 de octubre de 2013

La extracción de petróleo y gas de yacimientos no convencionales mediante la técnica denominada fractura hidráulica o ?fracking? se ha convertido en los últimos años en uno de los temas medioambientales más controvertidos.

Esta técnica, cuya aplicación intensiva comenzó a desarrollarse a finales de los años 90, consiste en extraer el gas y el petróleo retenido en capas subterráneas de esquisto y pizarra (4000-5000 m), mediante una perforación inicialmente vertical y posteriormente horizontal, en la que se inyecta una gran cantidad de agua con aditivos y arena a presión, provocando fracturas en la roca que posibilitan la recuperación de estos recursos energéticos.

Aunque es una técnica relativamente nueva, también puede considerarse suficientemente madura puesto que se ha sobrepasado ampliamente el millón de perforaciones en el mundo.Formarse una opinión, a partir de la información publicada, sobre lo que puede suponer para España la aplicación masiva de esta tecnología es una empresa difícil, ya que los sectores involucrados económicamente parecen estar influyendo en ambos sentidos.

Planteamiento de los opositores a la técnica

Además de la gran cantidad de agua utilizada, que puede ser crítica en lugares en los que este recurso es escaso, se han atribuido a la fractura hidráulica numerosos riesgos para el medio ambiente, tales como:

  • Contaminación de acuíferos: Los aditivos químicos añadidos al agua (bactericidas, reductores de fricción, espesantes, etc.) pueden llegar a contaminar acuíferos o incluso aguas superficiales. Así mismo, ciertas sustancias presentes en la roca madre (metales pesados o elementos radioactivos), pueden salir con el fluido de fractura.
  • Peligro sísmico: se han relacionado determinados movimientos sísmicos con la realización de esta práctica de extracción.
  • Efecto invernadero: ciertamente si se produce una fuga del metano extraído, existiría una contaminación asociada, ya que este gas tiene un potencial de calentamiento global 23 veces superior al del CO2.
  • Otros efectos reportados: posible contaminación del aire mediante elementos volátiles del fluido hidráulico, radioactividad que podría afectar a los operarios, contaminación acústica debida a la actividad de perforación, contaminación de pastos asociada a fugas de agua contaminada, etc.

Ciertamente la información de los daños medioambientales que supuestamente han sido relacionados con la aplicación de esta técnica justifica el temor que manifiestan numerosos ciudadanos, plataformas anti-fracking y ciertas formaciones políticas.

A continuación se muestran a modo de ejemplo algunos de los documentos aparecidos en el último año, en los que se informa de episodios contaminantes generados por el fracking:

  • Contaminación de aguas subterráneas: la EPA (agencia para la  protección medioambiental de EEUU) encuentra componentes relacionados con el fracking en un acuífero de Wyoming. Los pozos contienen benceno a niveles unas 50 veces superiores al que se considera seguro para las personas, así como fenoles (otro carcinógeno peligroso para humanos), acetona, tolueno, naftaleno y restos de combustible diesel.
  • Aumento de la actividad sísmica: un estudio de la American Geophysical Union (AGU), relaciona esta técnica con un aumento significativo de la actividad sísmica en Oklahoma, Texas, y Colorado.  
  • Fugas de metano a la atmósfera: reportadas por la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) y AGU sobre estudios realizados en Utah y Colorado con resultados de fugas de metano a la atmósfera que suponen entre el  4% y el 9 % del gas extraído.
  • Efectos en la salud humana por contaminación del aire: ingenieros e investigadores de la Universidad de Colorado en Denver, han determinado a través de un reciente estudio (publicado en Science of the Total Environment) que las emisiones hacia la atmósfera que se registran cerca de sitios de fracturamiento hidráulico podrían conllevar un riesgo para la salud de las personas ubicadas en las áreas circundantes. Las emisiones, que contienen hidrocarburos como el benceno, pueden contribuir al surgimiento de problemas de salud agudos y crónicos.   
  • Radiación y salinidad: se encuentran niveles peligrosos de radiación y salinidad en el agua de desecho del fracking en Pensilvania. 

Punto de vista de los defensores del Fracking

No obstante, esta gran cantidad de información sobre los peligros de la técnica, es desmentida en su mayoría por los sectores que ven en el fracking la solución al fin del petróleo extraído mediante técnicas convencionales. Para ellos, la puesta en marcha de la técnica en España supondría un medio de generación de empleo y de lograr la independencia gasística, que facilitaría la disminución de la factura energética de la ciudadanía.

Para estos sectores (empresas petroleras, ingenieros de minas, ciertos analistas financieros, etc.) se trata de una técnica segura a la que se han adjudicado daños medioambientales debidos a fenómenos naturales o en ciertos casos a una mala práctica por parte de la empresa explotadora.

En marzo de 2013 se presentó el informe ?Gas no convencional en España, una oportunidad de futuro? correspondiente al estudio promovido y financiado por el Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas (CSCIM), en el que han colaborado numerosas entidades y colectivos procedentes de ámbitos tan dispares como son: universidad, sindicatos, administraciones públicas, empresas y organizaciones empresariales. En este informe se pone de manifiesto que el procedimiento actual de la hidrofractura, contempla protocolos seguros para el medio ambiente y continuamente se desarrollan mejoras que incrementan la seguridad de la técnica.

La buena ejecución de estos protocolos, según los expertos, debe evitar los incidentes ambientales mencionados. Este colectivo desmitifica y pone en situación los peligros del fracking: 

  • Gran consumo de agua: Se consumen entre 10000 y 20000 m3 por pozo, es decir entre 4 y 8 piscinas olímpicas. A este agua se le adiciona un 0.4-0.5 % de aditivos y tras su inyección en profundidad, regresa con la casi totalidad de aditivos, con alta salinidad (por disolución de elementos minerales del subsuelo), así como con ciertos metales pesados y elementos naturales radioactivos. Desde el 1 de febrero de 2012,  todos los ingredientes químicos y los volúmenes de agua utilizados en la fracturación hidráulica son públicos a través de la iniciativa FracFocus en colaboración con el Consejo de Protección del Agua Subterránea (GWPC) la Comisión Interestatal del Gas y Petróleo (IOGCC). El informe del CSCIM señala que los compuestos químicos utilizados en el fracking son compuestos que se utilizan en otras ramas de la industrial tales como: farmacia, cosmética, industria alimentaria, etc. Esta agua se reutiliza en nuevas extracciones y finalmente es depurada en parte. La fracción no depurada se gestiona como residuo, siendo un destino habitual la inyección en acuíferos salinos profundos (a unos 800 m), que no pueden ser aprovechados para obtener agua de consumo humano.
  • Contaminación de acuíferos: El agua que se utiliza en la fractura hidráulica, a más de 3000 metros de profundidad, no puede ascender los kilómetros en dirección vertical que la separan de los acuíferos, un espacio que además está cubierto por múltiples estratos de rocas impermeables. Por lo tanto, no existe ninguna conexión posible entre los acuíferos y las rocas donde se encuentra atrapado el gas natural (fuente: Shale Gas España). Además para asegurar la estanquidad de los pozos, se utilizan una serie de barreras mecánicas que evitan que el gas o el agua con aditivos entren en contacto con los acuíferos de agua potable. Consisten en varios casings o tuberías de acero concéntricas de alta resistencia, de modo que están cementados los espacios anulares existentes entre las tuberías, así como entre estas y el terreno.
  • Contaminación de aire por metano (efecto invernadero): Como se ha comentado en el apartado anterior, los sistemas de estanqueidad, también evitan la pérdida de los gases extraídos. Como manifiestan los autores del informe, las pérdidas de agua o gas, disminuirían la rentabilidad de la actuación y por tanto los explotadores son los primeros interesados en que esto no suceda.Peligro sísmico: En este sentido, los defensores del fracking aseguran que en la evaluación ambiental se debe contemplar la existencia de fallas u otros peligros geológicos que puedan elevar la sismología natural de la zona. Por tanto, estas actuaciones no deben suponer un peligro en este sentido pues aportan una vibración similar a la que genera el tráfico rodado en una gran ciudad. Por otra parte la monitorización micro-sísmica continua mediante geófonos es necesaria para controlar la extensión y geometría de las fracturas, ya que si avanzaran en exceso supondría una pérdida de fluido hidráulico y un menor rendimiento del gas extraído.
  • Prevención de riesgos laborales asociada a la radioactividad: Este riesgo, según las empresas explotadoras es muy bajo, puesto que se trata de una radiactividad de tipo natural.  El informe del CSCIM indica que se debe a que las pizarras y el carbón suelen contener más elementos radioactivos que otros tipos de roca. Estos elementos, conocidos como NORM (Naturally Occurring Radioactive Material), suelen encontrarse en la naturaleza en concentraciones muy inferiores a los límites de seguridad exigidos.

Por otra parte, los defensores del fracking manifiestan que en los últimos tiempos se están realizando mejoras técnicas que disminuirán drásticamente su impacto ambiental.

Algunas empresas ya han conseguido reutilizar el 100% del agua utilizada. (fuente:  Shale Gas España). Se ha conseguido desarrollar aditivos no tóxicos para el fluido del fracking.

También, se pone de manifiesto que esta técnica, pese a presentar riesgos inherentes para el medio ambiente, estos son inferiores o similares a los que pueden causar otro tipo de industrias:La minería o el llenado de embalses suponen un peligro muy superior en la generación de sismicidad inducida (fuente: Universidad de Durham, Instituto de la Energía).

Respecto a la contaminación del dominio público hidráulico, se considera que los riesgos del fracking son los mismos que puede tener cualquier actividad industrial.  El vertido accidental de industrias como la papelera o las refinerías supone un peligro potencial, pero la posibilidad real de que ocurra un accidente de este tipo es muy pequeña.

Finalmente, se plantea que las reservas de gas en España asegurarían el suministro de gas durante unos 30 años y podría generar unos 10000 empleos directos. Hay que tener en cuenta que España importa prácticamente el 99% de sus hidrocarburos.¿Qué podemos concluir de estos planteamientos tan opuestos?Es difícil hacerse una idea del riesgo medioambiental que implicaría la utilización de esta técnica en España, no obstante, teniendo en cuenta el impacto económico tan positivo que  ha tenido en EEUU, así como la difícil situación de la economía española se podrían plantear varias cuestiones:¿Sería posible generar un órgano regulador independiente que determine los requerimientos técnicos mínimos para permitir utilizar la hidrofractura, tales como la tasa mínima de recuperación del fluido hidráulico, reutilización del mismo, aditivos permitidos, etc.?

Ante la aprobación de un proyecto de extracción, ¿no sería suficiente garantía la existencia de una memoria de impacto ambiental rigurosa e independiente, en la que se estudie el proyecto, incluyendo todos los aspectos ambientales relevantes (sismología, acuíferos, impacto acústico, etc.)?La decisión de si se autoriza o no el uso de la técnica, ¿no debería ser tomada a nivel nacional, en lugar de que algunas CCAA se declaren libres de Fracking? 

José Gallardo Armengot Ignacio López Sotoca (Departamento de Consultoría y Vigilancia Ambiental Aqualogy -Alicante-)-

See more at: http://www.i-ambiente.es/?q=blogs/todo-sobre-el-fracking-una-tecnica-rodeada-de-polemica-y-dudas&goback=.gde_4890990_member_5796228593646321665#!